es_ateneurubi

« Volver

Rubí estará invadida por las artes escénicas en una nueva edición de “Teatre sense teatre”

El festival Teatre sense teatre vuelve a Rubí este fin de semana con un cartel de lujo. Diversos espacios de la ciudad, entre ellos el Ateneu, acogerán la segunda edición de este certamen, que quiere dar visibilidad a las artes escénicas sacándolas de sus escenarios habituales.

La propuesta, organizada por el Ayuntamiento con el apoyo de la compañía La Tal, incluye una decena de espectáculos de acceso gratuito o a un precio reducido, que en muchos casos llegan avalados por premios y un gran éxito de público. "Queremos que la gente, al mismo tiempo que pasea, tenga la opción de ver buenos espectáculos de artes escénicas, no sólo de teatro sino también de circo y danza [...]. Pedimos que la gente participe porque son propuestas de muchísima calidad", ha explicado Moisés Rodríguez, concejal de Cultura.

En esta segunda edición, repiten como escenarios del festival la plaza del Doctor Guardiet, El Celler, el gimnasio de la Schola y la isla peatonal, y se suman como nuevos emplazamientos el Ateneu Municipal y el solar del Centre Democràtic Republicà. Será precisamente en este último espacio donde arrancará la programación el viernes a las 22 horas con el espectáculo A mí no me escribió Tennessee Wiliams (porque no me conocía), interpretado por Roberto G. Alonso y precedido de un gran éxito en el festival de Tàrrega. También en el solar del Centre Democràtic Republicà se podrà vivir el sábado a las 19:30 horas el estreno de Suite, el último montaje de la payasa Pepa Plana dirigido por el rubinense Leandre Ribera.

La plaza del Doctor Guardiet será uno de los principales escenarios del festival. El sábado a las 20:15 horas, acogerá Pelat, un espectáculo de danza, teatro y circo que se ha representado en todo el mundo. También en Doctor Guardiet, La Tal representará el domingo a las 19:15 horas su último montaje, Spà beach, aún en proceso de producción, que servirá de previa para Mulier, una propuesta de danza sobre zancos, merecedora de dos premios Max al mejor espectáculo de calle y a la mejor composición musical (20 h). La noche de teatro se cerrará a las 20:45 h en este mismo espacio con Rien à dire de Leandre Ribera.

Diferentes espacios del Ateneu Municipal acogerán la representación de Terror y miseria en el primer franquismo, de la compañía rubinense Esbarjo, el sábado a las 18 y a las 21 h. La otra obra que se podrá ver en esta ubicación será la shakesperiana Les alegres casades de Windsor, llegada directamente del ciclo de comedias del dramaturgo inglés que programa cada año la compañía Parking Shakespeare en el Parc Nord de Barcelona.

La Sala César Martinell del Celler será el escenario el sábado a las 22 h de Mrs Brownie, un espectáculo de títeres, musical nada convencional a cargo de la compañía Teatre Nu.

Respecto al gimnasio de la Schola, acogerá dos sesiones de Tripula, de Farrés Brothers, premio Butaca al mejor espectáculo infantil. Será el domingo a las 11 y a las 12:30 h.

Esta completa programación se enriquece con la propuesta itinerante Les pompiers de la Compañía La Tal, que recorrerá la isla peatonal cada día a partir de las 17:30 h para invitar al público a disfrutar del festival.

Venta de entradas

La mayoría de los espectáculos programados son gratuitos, a excepción de los montajes A mí no me escribió Tennessee Williams (porque no me conocía), Terror y miseria en el primer franquismo, Mrs Brownie, Tripula y Les alegres casades de Windsor, que tienen un precio de 4 o 5 €, dependiendo del caso. Las localidades se podrán adquirir en el Teatro Municipal La Sala el viernes de 18 a 21 h y el mismo día de la representación una hora antes del espectáculo en el lugar de la función.

"El año pasado el festival tuvo un gran éxito [...]. Hemos trabajado con mucho tiempo para poder traer lo mejor a Rubí", ha destacado Jordi Madaleno, programador de Teatre sense teatre, quien se ha mostrado convencido de que los y las rubinenses volverán a salir para disfrutar de la propuesta. También Moisés Rodríguez ha evidenciado la importancia de que la cultura vuelva a vivirse en la calle: "Este es un preludio de la fiesta más grande del año: la Festa Major".